La aplicación de la impresión 3D en el sector automotriz

La aplicación de la impresión 3D en el sector automotriz

         La avanzada tecnología de la impresión 3D es considerada una potente arma de fabricación por adición, capaz de imprimir piezas o prototipos en tres dimensiones, a través de la colocación de capas continuas de distintos materiales. Las impresiones 3D constituyen una mixtura entre precisión digital, eficiencia y economía.  

              Esta tecnología disruptiva representa un nuevo sistema productivo que ha impulsado la personalización de productos en masa, lo que no implica una producción en masa. El propósito de esta técnica de manufactura de repuestos, es obtener una fórmula eficaz de fabricar grandes piezas de carros en baja cantidad, minimizando los precios.

Avances de la fabricación aditiva en la industria

         La impresión de producción aditiva en la industria automotor, ha permitido fabricar repuestos con un elevado nivel de complejidad y excelente acabado, usando materiales de alta calidad y diseños personalizados, haciendo difícil su emulación mediante otras técnicas de producción de piezas de carros, creando partes análogas que se venden en masa.   

         Muchos sostienen que la industria de la impresión 3D, constituye una gran oportunidad de mercado, llegando a afirmar que dentro de algunos años, muchos sectores van a acoger la impresión tridimensional como su principal tecnología de producción.  

         Sin embargo, son conscientes que para que esta tecnología disruptiva sea capaz de convertir el campo automotor, es necesario que tenga la capacidad de fabricar repuestos cuyo tamaño sea similar a los disponibles en el mercado y en grandes cantidades. 

         La impresora 3D ha demostrado que tanto las empresas como los particulares, pueden lograr muchas cosas que creían imposible mediante el desarrollo de esta poderosa tecnología, permitiendo crear prototipos y fabricar repuestos nuevos, a través de sistemas de manufactura completamente innovadores.

         La fabricación aditiva ofrece la posibilidad de interrumpir el procedimiento de creación en tres dimensiones, y examinar la pieza para saber si resultará efectiva antes de producirla definitivamente, suponiendo una gran reducción de los costos.

Esta tecnología ha sido integrada en los procesos de producción de carros. Hoy día, la industria automotriz cuenta con una extensa variedad de impresoras 3D, a través de las cuales imprimen prototipos funcionales de gran tamaño.

La aquiescencia de la tecnología de producción aditiva además, ha comenzado a desarrollarse en otras áreas de la industria, advirtiendo un florecimiento al extenderse a aplicaciones más desarrolladas, como crear instrumentos aditivos con el propósito de coadyuvar en la producción tradicional de repuestos de uso definitivo.  

Esta tecnología 3D se destaca también por tener un carácter muy versátil. Su avanzado desarrollo ha permitido crear repuestos livianos y más confiables, reducir los tiempos de entrega, optimizar la distribución y, por ende, minimizar los precios de producción.   

Beneficios de la impresión 3D en el campo automotor

         Es un hecho que la impresora 3D es un recurso que se ha posicionado en la industria automotriz, atreviéndose a revolucionar y modificar nuestra cultura en ese sector, hasta el punto de permitir que el hombre pueda a través de esta potente tecnología, crear piezas personalizadas según sus necesidades.  

         Entre las múltiples ventajas que brinda la impresora 3D en este campo, pueden mencionarse las siguientes:

  • Normalmente la impresión 3D es empleada para el prototipazo rápido (RP), a fin de fabricar prototipos y patrones funcionales, en tan solo horas o días según la pieza, por un bajo costo en comparación con la técnica convencional.   
  • La fabricación aditiva suele usarse para crear piezas, moldes, plantillas, accesorios, entre otros instrumentos de producción. La impresión 3D brinda al diseñador la posibilidad de poner a volar su imaginación en la creación de objetos, permitiéndole crear geometrías que con otras técnicas no sería posible. 
  • La impresión 3D es considerada un potencial instrumento de comercialización. Así pues, esta tecnología es usada para fabricar elementos industriales definitivos, así como objetos definitivos para el usuario, es decir, permite imprimir objetos para todos las necesidades sin detenerse en su diseño.   

Esta tecnología tridimensional brinda elevados grados de personalización para los automóviles de los usuarios, iniciando con patrones de alta gama.

  • A través de la impresión 3D puede imprimirse la cantidad de objetos que se desee. Aporta una solución a la hora de fabricar repuestos, los cuales son impresos dependiendo de su demanda.
  • La impresión 3D es más beneficiosa y flexible. Asociada a otros métodos de fabricación, ha contribuido a realizar que los automóviles sean más seguros, así como a optimizar la imagen de la marca.
  • Esta tecnología permite el desarrollo de instrumentos ajustables, y proveen resultados más óptimos que las piezas convencionales.   
  • La impresión 3D es utilizada a fin de descubrir inconvenientes de diseño.
  • La fabricación aditiva debe su acelerado crecimiento a la industria automotriz. Los repuestos fabricados mediante esta tecnología, son los prototipos de tableros para el carro, salpicaduras para tráilers, maquetas de autos, impresión de faros, entre muchos otros.   

¿Necesitas mas informacion?