La influencia de la impresión 3D en la medicina

La influencia de la impresión 3D en la medicina

La receptividad que ha tenido la impresora 3D en el campo de la medicina ha sido sorprendente, ya que esta innovadora e impresionante tecnología, sale a relucir como una alternativa a la hora de desarrollar aparatos personalizados según las prioridades de cada caso.

La impresión en tercera dimensión ha sido muy aplicada en el área de la medicina actual, siendo considerada una opción que busca la manera de suplantar o cooperar a las estructuras orgánicas predeterminadas. 

La fabricación aditiva en el desarrollo de prótesis personalizadas

El despliegue que ha tenido la fabricación aditiva en este ámbito ha sido muy amplio e importante, puesto que las impresiones en 3D han sido empleadas para diseñar prótesis dental, reconstrucción de rodilla, cajas torácicas de titanio, válvulas coronarias, reconstrucción de cráneos, reemplazos de cadera, entre otros muchos casos. 

A través de la manufactura aditiva se han desarrollado soluciones con las dimensiones adecuadas, de manera asequible y con un modelo complejo, incluyendo prótesis dentales y auditivas. La impresión en tres dimensiones de prótesis, provee piezas o productos completamente personalizados bajo un procedimiento automático. 

Simulación quirúrgica con piezas impresas en 3D

Hoy día, en las intervenciones quirúrgicas los cirujanos suelen valerse de imágenes en 3D, con la finalidad de conocer la anatomía de los pacientes. La fabricación aditiva permite el desarrollo de archivos tridimensionales, fundados en tomografías computarizadas o resonancias magnéticas.

Ello, con el fin de producir órganos similares a los reales, para que los médicos puedan practicar previamente las operaciones que tienen pautadas. Este asunto cobra vital relevancia sobretodo en aquellos casos de cirugías que comprometen órganos como el corazón o el cerebro.

Esta solución aportada por la impresión 3D, busca alcanzar la precisión y seguridad de los procesos quirúrgicos, siendo que algunos modelos impresos en tres dimensiones son capaces de simular el sangrado. El propósito es minimizar el número de errores en el área, optimizando la función de los galenos.

La principal ventaja de obtener la réplica idéntica de los órganos o huesos que van a ser tratados
quirúrgicamente, es que se logra un tratamiento más eficaz, una operación más rápida, lo que a su vez, conlleva a que el proceso de recuperación del paciencia sea igual de rápido.

Farmacología impresa en 3D    

La producción aditiva ha calado con ímpetu en el área de la administración farmacológica, revelándose como una opción para este sector que amerita ser atendido con celeridad, permitiendo crear formas de dosificación, las cuales serán impresas conforme a su solicitud.

A través de la impresión en 3D, se han creado impresiones de distintos medicamentos, estética personificada, así como dosis flexibles, generando un tratamiento totalmente personalizado.


Tejidos y órganos

El procedimiento de la bioimpresión se ha acentuado significativamente desde hace un tiempo. Se trata de un procedimiento dirigido a la fabricación de tejidos y piel impresos en tres dimensiones, lo que permitirá efectuar trasplantes de órganos sintéticos, con el fin de tratar lesiones graves, contribuyendo así a su recuperación.   

En este caso, el proceso de impresión en tres dimensiones consiste en la extrusión de células que se encuentran vivas en vez de polímeros, a través de impresoras 3D, abriéndose paso a la avanzada tecnología de la bioimpresión.

La fabricación aditiva en este sector, también puede ser una solución para muchos niños que desde el nacimiento padecen de traqueobronquiomalacia, la cual implica una debilidad de las paredes de la tráquea, dificultando el proceso normal de la respiración o al momento de toser.    

Han sido varias las compañías que destacan por los progresos que han alcanzado con la aplicación de esta tecnología, entre ellas, Organovo, quien creó tejido óseo y logró injertar tejido hepático, a través de este método. Asimismo, Aspect Biosystems desarrolló una biompresora conocida como RXI, que crea tejido humano a medida.

Es un hecho que los avances de la bioimpresión han revolucionado no solo el campo quirúrgico, sino también el sector de los cosméticos, pues existe la posibilidad que los productos puedan ser probados en piel bioimpresa. Es posible que muy pronto los cirujanos puedan imprimir piel en 3D, de manera directa en el cuerpo humano. 

Es importante el aporte que puede brindar la aplicación de esta tecnología en el caso de pacientes quemados por ejemplo, donde la reconstrucción de la piel es una necesidad. El procedimiento consiste en quitar piel de otras partes del cuerpo, a fin de colocarlas en las áreas que hayan sufrido alguna lesión.  

Una de las numerosas ventajas que ofrece la producción de tejidos y órganos, es que desarrollarlos a través de la impresión 3D, cubriría la elevada demanda de órganos en donación a ser colocados en pacientes, que actualmente existe.

De igual forma, la impresión de órganos y tejidos en 3D, permite que los médicos tengan la posibilidad de estudiar e indagar sobre sus suposiciones, sin tener que recurrir al experimento con animales, en la fabricación de cosméticos por ejemplo. 

          

        

           

          

         

        

        

          

        

        

¿Necesitas mas informacion?