La repercusión de la impresión 3D en el ecosistema

La repercusión de la impresión 3D en el ecosistema


Para muchos, la impresión 3D consiste en un proceso de creación definitivamente más ecológico que los procedimientos de producción sustractivos, puesto que se vale del material que realmente va a utilizar, mientras que los otros desaprovechan mucho más material durante su fabricación. 

Este es un punto a favor del servicio de impresiones tridimensionales, que han logrado destacar algunas investigaciones en el sector, quienes ven en la impresión 3D, una forma de impulsar la economía circular, reutilizando determinados materiales, con el propósito de desaparecer los desperdicios de comida, plásticos, electrónicos, etc. 

La impresión 3D como método de producción sostenible


Algunas investigaciones en la industria de las impresiones 3D han destacado su atributo sostenible, por cuanto plantea numerosas soluciones para el reciclaje de desperdicios. Se han conocido iniciativas como Precious Plastic, la cual ha creado centros de reciclaje en distintos estados.      

Asimismo, se han valorado desarrollos como Zero Waste Future, cuya misión está enfocada en imprimir muebles urbanos elaborados en plástico reciclado. También destaca Plast’if, que propone reciclar los desperdicios plásticos desde los ambientes de oficina.     

De igual forma, se ha sentido la potente influencia de la impresión 3D en el sector alimentario, resaltando en este punto el proyecto Upprinting Food y Aleph Farms, quienes fabricaron una carne impresa en 3D en el espacio. 


Impacto ambiental de las impresiones tridimensionales

La impresión 3D ha sido considerada por muchos sectores, no solo como la nueva revolución industrial, sino también como una tecnología más “verde” que la industria tradicional, dejando a su paso una “huella ecológica” o “huella de carbono”, debido a los materiales que usa, la calidad de las piezas y el nivel de producción.     

De igual forma, la impresión 3D es catalogada como una tecnología ecológica y, por ende, un procedimiento de creación de piezas u objetos sostenible, ya que disminuye los residuos, debido a que se limita a utilizar el material que requiere al añadir capa por capa, mientras que la industria sustractiva no. 

La impresión tridimensional produce menos cantidad de desechos, suele reusar los desperdicios plásticos, transformarlos en hilos de impresión y desarrollar una pieza completamente nueva. Por ejemplo, los filamentos OWA.

El otro elemento por el que la impresión 3D ha sido catalogada como una tecnología ecológica, está relacionado con el acceso al desarrollo 3D, esto es, que hoy día los industriales pueden producir desde la misma compañía, minimizando de esta forma, el traslado y la logística.  

        

Sin duda, sostener que la impresión 3D es sostenible y ecológica, se traduce en un empuje significativo para la proyección de esta tecnología que crece a pasos agigantados. 


El medio ambiente y las emisiones de VOC

Llamadas también como liberación de compuestos orgánicos volátiles (VOC), vinculados a la impresión 3D. Respecto a este punto, algunos estudian han determinado que la expansión de estos agregados en ambientes de trabajo con poca ventilación, puede resultar muy dañino. Sin embargo, las empresas trabajan para controlarlo.

Es un hecho cierto, que la impresión 3D se trata de una técnica de producción sostenible, que pone a volar la imaginación y da rienda suelta a la creatividad, brindando un mayor rendimiento al sector.


¿Cómo la impresión 3D contribuye con el ecosistema?

La impresión 3D favorece la disminución de diferentes aspectos, tales como: 

- Disminución en el tiempo de producción y de emisiones

La impresión tridimensional hace que el proceso de creación de la pieza, que va desde el proyecto acudido por la computadora hasta la producción del objeto real, se lleve a cabo en tiempo record. En consecuencia, a menor tiempo de elaboración, menor grado de energía, derivando en la disminución de las emisiones.   

Igualmente, los aparatos de impresión 3D consumen menor cantidad de energía, en comparación con la maquinaria utilizada en la industria convencional, debido a que los elementos que la conforman son muy livianos, lo que implica que los aparatos requieran menor esfuerzo para que funcionen. 


- Disminución de los costos de logística

Se afirma que la impresión 3D es ecológica, puesto que disminuye en gran parte los costos de logística. La ventaja de poder crear un objeto o pieza desde una figura CAD, comporta una importante disminución de logística y almacenaje.

Lo que significa que podemos disponer de un amplio abanico de artículos digitales, y crear alguno cuando de verdad se necesite imprimir el objeto deseado. 


- Disminución de materiales

En este punto vuelven a imponerse los servicios de impresión tridimensional, puesto que esta tecnología suele crear lo que realmente necesita en el momento que le urge, haciéndola más ecológica.  

Es necesario que para pueda ser considerada como tecnología, esta responda a las prioridades del ahora, sin menoscabar las generaciones que han de venir, apoyándose en los principios de amparo del medio ambiente, el progreso social y la evolución económica.



En efecto, son muchas las virtudes de la impresión 3D, y su influencia favorable en la protección del ecosistema, a diferencia de otros tipos de creación, las cuales generan enormes cantidades de desechos.              

¿Necesitas mas informacion?