Creación e impresión de piezas 3D

Creación e impresión de piezas 3D

         Actualmente, la industria de la impresión 3D busca crear objetos o piezas personalizados en masa, que se adapten a las exigencias de los adeptos a esta fantástica tecnología digital, sin que este proceso incremente el valor del producto real. 

         Esta increíble manera de producir y crear objetos personificados, brinda alternativas para el crecimiento económico y social de los estados, puesto que resulta favorable tanto para pequeñas como grandes industrias. En el diseño digital las figuras se transportan como bits por todas partes, para después plasmarse en el formato final.

Procedimiento de impresión 3D

         Este método de producción personalizado concibe opciones flexibles, ofreciendo la posibilidad que el mismo usuario forme parte del proceso de creación del producto, expresando sus preferencias y necesidades.

         Existen diversos métodos de impresión, así como diferentes clases de materiales como polímero, metal, madera, fibra de carbono, resinas, cerámica, vidrio, entre muchos otros. Algunos aparatos emplean tecnología aditiva, la cual permite desarrollar piezas u objetos digitales en un producto tridimensional compacto, de distintos colores.

         La impresora 3D consiste en un aparato de producción digital, que forma parte de la tecnología aditiva, puesto que opera básicamente colocando varias capas de plástico (o de otro insumo), hasta obtener el producto terminado.  

         Funciona por medio de un inyector de material, que se mueve de forma tridimensional (x, y, z), manejado a través de un software, que utiliza como modelo de producción un formato 3D.  

         Mediante la manufactura aditiva, es posible fundir un material plástico o fortificar una resina artificial empleando un láser. Otras máquinas se valen de un método sustractivo para crear modelos desde un elemento sólido.   

         El proceso de impresión 3D consta de varias fases, nace a partir de una figura, que se crea de manera tridimensional, por medio de software o aplicaciones, se prosigue con programas que efectúan la laminación de la pieza y concluye con la impresión del producto en tres dimensiones.

         Los pasos a seguir para pasar de una figura a una pieza modelada en 3D, son los que siguen:

  1. A fin de hacer real tu idea, debes tener claro que es lo que deseas, cuales son tus prioridades. Luego, diseñarla en un plano para después plasmarla en un croquis.   
  2. Se crea el diseño.   
  3. Posteriormente, se envía la figura con el formato .STL (es el habitual para las tecnologías de producción aditiva).
  4. Se procede a abrir el archivo en un programa laminador, a fin de determinar las medidas de impresión, la elevación de la capa, consistencia de relleno, temperatura de impresión, así como la ubicación del objeto al momento de imprimirlo.
  5. Se exporta el archivo con el programa en formato texto G-code, el cual establecerá la posición del extrusor, si es en forma vertical u horizontal, tiempo de calor, así como la distribución de los hilos, entre otros muchos aspectos.    
  6. Se procede a cargar el fichero en la máquina 3D, tomando en consideración su tipología.

¿Cuáles son las tecnologías de impresión?

         Existen cuatro procedimientos fundamentales para transformar un modelo digital en una pieza u objeto físico o real, los cuales son:

Aditivas

         Este tipo de tecnología permite la creación de piezas en metal. Su utilización es muy común en el sector profesional, industrial o especializado. Esta técnica de producción consiste en la colocación de un material en capas, hasta obtener la forma final del objeto anhelado. 

         La impresión 3D es considerada una de las tecnologías aditivas más asequibles y sencillas de utilizar, captando muchos adeptos, entre ellos, star-ups, desarrolladores, particulares, diseñadores, etc. La gran parte de las impresoras 3D usa una extrusora de polímero caliente para imprimir un objeto de plástico.

         La técnica aditiva se caracteriza por ser muy versátil y popular hoy día. A través de ella pueden desarrollarse cualquier tipo de pieza u objeto, desde la deposición de material capa sobre capa, independientemente de su geometría.

         Gracias a sus altas prestaciones, se sobrepone sobre otros procedimientos de producción industrial, entre ellas, la opción de fabricar productos complejos geométricamente sin importar el coste. Ello conlleva a la posibilidad de desarrollar piezas de diverso grosor, forma, textura y color.

Sustractivas

         Esta técnica es más usada que la aditiva, sobretodo cuando se emplea madera y metal. Entre los instrumentos de producción sustractiva destacan, las fresadoras, taladros, molinos, tornos, sierra, entre otras CNCs como las cortadoras de vinilo y láser.

         La fabricación sustractiva consiste en eliminar el exceso de un elemento compacto de material, con el propósito de moldear el objeto definitivo.

Por conformado

         Este método de fabricación se centra en fundir el material mediante un conjunto de evoluciones, hasta lograr el formato que se desea, empleando para ello varios tipos de moldes y energía.   

Híbridas

         Esta técnica de producción híbrida consiste en agregar un mecanismo de inyección a una máquina predeterminada o a un mecanismo de acabado.

          

¿Necesitas mas informacion?