Utilidad de las impresoras 3D

Utilidad de las impresoras 3D


La avanzada tecnología que actualmente predomina en el ámbito de las impresiones 3D, cada vez son más asombrosas. Las impresoras 3D se han convertido en todo un fenómeno, resultando muy favorable la repercusión que han tenido en el área industrial, doméstica, arquitectónica, medicinal, arqueológica, entre otras. 

Hoy día, son muchos los que apuestan por esta tecnología y se suman al magnífico servicio de impresión 3D. El auge que han tenido estas impresoras ha sido tan sorprendente que la demanda de objetos personalizados o descatalogados se ha incrementado muy deprisa, abriendo paso a las denominadas granjas de impresión 3D.


¿Qué es una impresora 3D?

Una impresora 3D consiste en un aparato por medio del cual pueden imprimirse imágenes con dimensión (largo, ancho y alto), desde un diseño digital.

Por ejemplo, si has creado en tu computador una vajilla, a través de cualquiera de los programas CAD (Diseño Asistido por Computador), ese diseño podrá imprimirse mediante la impresora 3D, y conseguir un objeto real que pasaría a ser la verdadera vajilla. Pudiese afirmarse que esta avanzada tecnología hace los anhelos realidad.

Las impresoras 3D permiten desarrollar desde objetos sencillos hasta figuras complejas y magníficas, al punto de parecer increíbles, como una obra arquitectónica, una aeronave, partes del cuerpo humano -incluyendo órganos, empleando para ello células de la persona-, hasta armas de fuego.

La tecnología 3D sin duda ha pisado fuerte sectores como el de la medicina y el industrial, causando gran revuelo industrial y económico, debido a que es capaz de disminuir los costos de mano de obra y, por ende, afectar el empleo en muchos países que se han metido de lleno en este maravilloso mundo tridimensional.   

La revolución de las impresiones tridimensionales, ha permitido la creación de enormes centros de impresoras 3D, donde se desarrollan millones de objetos de merchandising simultáneamente.

De igual forma, en el ámbito de los servicios de impresiones tridimensionales, está calando a pasos acelerados, la digitalización de los objetos que requieran ser modificados o automatizados. Asimismo, se ha consolidado el escaneado para el respectivo control de calidad y  vigilancia del deterioro continuo de los segmentos.

Hay quienes sostienen que estas potentes máquinas son una bomba de tiempo, ya que permiten crear cualquier figura que se desee, como el caso de las armas de fuego (se conoce de un caso). Por ello, su uso amerita ir más allá de la emoción de poder dar vida a cualquier objeto que anhelemos, demanda un alto nivel ético y mucha responsabilidad. 

¿Qué usos podemos darle a las impresoras 3D?

Son numerosos los usos que pueden dársele a estas innovadoras máquinas tridimensionales, entre ellos:

  • Permiten diseñar cualquier tipo de carcasa para proteger los aparatos electrónicos. Asimismo, pueden imprimirse en un material maleable que favorezca su funcionalidad.
  • Permiten la impresión de herramientas de bajo impacto, gracias a la solidez del material.
  • Luego de impreso el objeto en 3D, puede diseñarse un ejemplar en físico, empleando directamente la máquina, a fin de lograr modelos distintivos del tamaño y sus características.
  • Permite diseñar soluciones rápidas, eficaces y ajustables a todas las exigencias, puesto que podemos elaborar nuestros propios objetos, en función de nuestras imágenes y realidades. 
  • Las impresoras de tercera dimensión son capaces de desarrollar adornos y efectos visuales en 3D auténticos, los cuales pueden crearse desde la comodidad del hogar.
  • Son capaces de elaborar ropa que esté a la vanguardia, en plástico, puesto que hasta ahora es el único material adaptado para este uso.
  • Permite diseñar los juguetes que tanto desean nuestros hijos.
  • Pueden fabricarse prótesis que sustituyan cualquier parte del cuerpo.
  • Permite diseñar maquetas y modelos destinados al área de la arquitectura y la ingeniería.
  • Esta tecnología es capaz de crear diseños de elevada complejidad y múltiples detalles. Esta es una gran ventaja sobretodo a nivel educativo.
  • Debido a lo liviano de su peso y alta consistencia, los segmentos impresos en 3D suelen utilizarse como soportes y ligas en estructuras.
  • Las piezas en impresión tridimensional se usan para suplantar objetos elaborados en metal o hierro. Existen materiales impresos en 3D que llegan a sustituir materiales como la resina y el acero.
  •  Las áreas donde la magia de las impresoras 3D hace su mayor debut, son la de la odontología, construcción, medicina, aeronáutica, arquitectura, diseño y arte.  


¿Cuánto cuesta una impresora 3D?

El costo de una impresora 3D dependerá tanto del tipo, marca o modelo, así como de las características de las piezas que se impriman. Sin embargo, antes de adquirir una es necesario preguntarse que utilidad va a dársele a la máquina y, por supuesto, considerar el presupuesto que se tiene para ello.

Una impresora tridimensional de consumo mediano puede costar 600 euros aproximadamente. Las más accesibles pero regularmente buenas oscilan alrededor de 300 euros, mientras que las de alto consumo llegan a costar miles de euros. No obstante, su costo se ha reducido notablemente durante los últimos años.    


¿Necesitas mas informacion?